item
Manitoba, una Marca de Corazón para El País
11 Jul

Manitoba, una Marca de Corazón para El País

Publicado en Noticias

Para este mes de Julio, el periódico El País de Cali está realizando un homenaje especial a las marcas que se han robado el corazón de los vallecaucanos por su labor y desempeño durante los años.   

 

 

En Manitoba estamos muy felices de ser reconocidos como una de esas Marcas de Corazón que han logrado ganarse el cariño de los vallecaucanos a través de sus productos y de sus servicios. 

Hace 40 años dio inicio la historia empresarial de los hermanos Gustavo e Ignacio Llano con el sueño de ayudar a su mamá y a sus siete hermanos vendiendo el maní confitado que aprendieron a preparar gracias a una vecina suiza cuando vivían en La Cumbre, Valle. 

El éxito del producto fue tan grande que se vendía en colegios, universidades y discotecas. Con un proyecto enorme por delante, Gustavo e Ignacio, junto al trabajo de un gran número de colaboradores y la ayuda del empresario local Alberto José Carvajal Lourido para darle nombre a ese sueño, fue que nació Manitoba.  

El siguiente paso era la tecnificación. La visión de los hermanos Llano los llevó a evolucionar hacia procesos más sofisticados que les permitirían crecer y ofrecer productos de mucha más calidad.  

Es gracias a ese crecimiento que Manitoba ha podido romper fronteras y llegar a países como Panamá, Ecuador, Cuba, República Dominicana, Bolivia, Perú, Curazao, Paraguay, El Salvador, entre otros.  

Y aunque ya son 40 años de historia que nos posicionan como una Marca de Corazón, no siempre ha sido fácil. Hemos tenido muchos retos que pudimos superar con un gran direccionamiento y el trabajo conjunto de todos nuestros colaboradores que le han puesto el alma en cada momento.  

Ahora nos une la celebración de la apertura de nuestra nueva planta que nos permitirá alcanzar nuevos mercados e innovar nuestro portafolio con la más alta calidad, como lo hemos hecho desde el principio.  

Esta nueva planta está ubicada en el municipio de Yumbo, Valle del Cauca, y cuenta con más de 10 mil metros, llenos de tecnología de punta y de grandes seres humanos que dan todo de sí mismos para lograr lo que somos hoy: una Marca de Corazón.